Tipos de ensayo en obras de teatro

Los ensayos en las obras de teatro son una parte fundamental para que la puesta en escena se desarrolle con normalidad, ya que de esa manera todos los actores sabrán el momento exacto en el que deben de intervenir al escuchar los parlamentos de sus compañeros.

Desde luego, hay actores que con su sólo talento pueden llenar un escenario. Sin embargo, es importante lograr una correcta cohesión en el resto del grupo actoral. Por lo tanto, mencionaremos las clases de ensayo que existen, de acuerdo a su clasificación:

Tipos de ensayo en obras de teatro

– El ensayo de mesa Tal y como su nombre lo indica, este ejercicio consiste en que tanto los actores como el productor de la obra de teatro se sienten en una mesa y comiencen a repasar sus parlamentos. De esa manera, los histriones podrán familiarizarse plenamente con las características de personaje y además tendrán el tiempo necesario para hacer cualquier ajuste o plantear una sugerencia.

Del mismo modo, es el instante en el que se recomienda que se revise la terminología y demás conceptos que no se entiendan claramente, para que después no haya malos entendidos.

Como apoyo adicional, los encargados de la iluminación y escenografía también intervienen en estas reuniones, para informarles a los actores cuando se producirán los cambios.

– Ensayo de bloqueo En este momento el histrión ya memorizó sus líneas y ahora se ocupará de afinar sus movimientos corporales en el escenario.

– Ensayo de hacinamiento Aquí los directores y productores de la obra se encargan de hacer una concienzuda medición tanto del ritmo de la puesta en escena como del tiempo. Vale la pena destacar que en las obras de teatro tanto cortas como largas, es importante saber cuántas funciones se darán en un día.

– Ensayo general Es la fase final del proceso de preparación. El ensayo general como su nombre lo indica consiste en que la compañía teatral represente la obra tal y como si el teatro estuviese lleno. Es decir, los histriones deben vestirse con las ropas adecuadas y cada uno de los operarios debe cumplir su cometido, procurando que todo salga bien.