Leyenda del Ourang Medan

El nombre SS Ourang Medan fue dado a un buque de carga neerlandés, que aparentemente naufragó en aguas de Indonesia después de que encontraron a todos los tripulantes muertos por alguna causa que no pudo comprobarse del todo y fueron tales teorías sobre lo ocurrido las que dieron origen a algunas inquietantes leyendas de terror.

Según se relata en la historia, los hechos ocurrieron en una fecha no especificada entre junio de 1947 y febrero de 1948. Cuando el City of Baltimore y el Silver Star, dos barcos estadounidenses que navegaban por el Estrecho de Malaca recibieron las llamadas de auxilio de la nave mercante holandesa Ourang Medan el cual en código morse decía: «Todos los oficiales, incluso el capitán, han muerto. Tal vez, la tripulación murió también». Enseguida hubo otro mensaje que no se pudo descifrar y al final se transmitió: «Estoy muriendo». Para que todo acabara en silencio absoluto.

Siguiendo el protocolo marítimo, el Silver Star, fue en su ayuda, y al cabo de unas horas llegaron hasta el navío en problemas y lo abordaron, lo primero que vieron fue la horrible escena de numerosos cadáveres tendidos en la cubierta, todos ellos mostraban una inquietante mueca de horror en sus rostros. En el puente, el capital y sus oficiales estaban en las mismas condiciones, y ahí también encontraron al radiotelegrafista aun con las manos sobre el telégrafo, pero también había fallecido de forma súbita pues sus ojos estaban muy abiertos.

Los rescatistas se sorprendieron además por la temperatura tan baja que había en el barco cuando afuera había 43 grados y que los cuerpos o la embarcación no presentaran señales de violencia, asi que se prepararon para remolcar al SS Ourang Medan a puerto donde los especialistas pudiesen hacerse cargo de las investigaciones. Pero apenas regresaron a su nave, el buque que intentaban jalar explotó tan estrepitosamente que no hubo tiempo si quiera de ver los restos hundirse en el mar.

El reporte sobre lo ocurrido llegó a las Actas del Consejo de la Marina Mercante en el mes de mayo de 1952, y fue entonces cuando empezaron las teorías. Una de ellas afirmaba que la causa de los decesos fue una fuga de sustancias peligrosas que se transportaban en el, pero resultaba confuso que los tripulantes del Silver Star no se hubiesen percatado de un olor extraño durante su rescate o que no sufrieran los efectos de los gases. Luego se barajó la posibilidad de que esa zona pudiera tener fisuras de fondo de las cuales emanasen nubes de metano, pero nuevamente no hubo forma de comprobarlo.

Como sucede regularmente cuando algo no tiene una explicación lógica, se busca una sobrenatural, de ahí surgió la idea de un posible ataque extraterrestre, o de alguna entidad paranormal, supuestos que no parecían tan descabellados cada vez que se hacía mención de el terrible semblante con el que fueron encontrados todos a bordo.